miércoles, 29 de diciembre de 2010

La lucha carlista en el Reino de Valencia durante el franquismo.

(Pinchar en la imagen para leer el texto) Publicado en "La Provincias" el 6 de Diciembre de 1995 RETORNO A LA LEATAD. El desafío carlista al franquismo.

lunes, 27 de diciembre de 2010

ZU BETI GURE BIHOTZEAN

JOSÉ MARÍA ARRIZABALAGA ARCOCHA, 32 AÑOS DESPUÉS

Nueve disparos rompieron el silencio de la tarde en la biblioteca municipal de Ondárroa. Era el 27 de diciembre de 1978. Y quien quebrantó tan abruptamente el silencio, descerrajando nueve tiros cobardemente sobre su víctima desarmada, se dejó abierto el libro; el libro que fingía estar leyendo, el libro que no leía, el libro que no leyó y con el que disimulaba sus designios criminales.

Cuando encontró la ocasión favorable, el pistolero perpetró su cobarde asesinato, apretando el gatillo a bocajarro y su pistola alevosa escupió nueve balas del 9 milímetros Parabellum sobre su víctima. Después de cometer su atentado, el sicario se dio a la fuga.

Exánime, en el suelo, yacía José María Arrizabalaga Arcocha, Jefe de las Juventudes Tradicionalistas del Señorío de Vizcaya, que había entregado su alma a Dios. Jose Mari no tuvo tiempo para coger en sus manos la cadena del Rosario que siempre llevaba consigo.

Jose Mari era un bizarro ejemplar de la raza vasca. Un auténtico vasco que no tenía que falsificar sus apellidos para serlo. Un verdadero vasco que había mamado desde la cuna el amor a la Santa Religión y a España. Y por eso lo mataron los esbirros del extranjero.

A las cinco y media de la tarde la parroquia de Santa María de Ondárroa estaba a tente bonete. Una muchedumbre de vecinos se había congregado para el funeral. Con la rabia concentrada, alguno sin poder contenerse las lágrimas, la feligresía asistió al funeral: todos eran familiares y vecinos de Ondárroa y, entre los asistentes, no faltaban tampoco vecinos nacionalistas.

Sobre el féretro, la bandera rojigualda. En el féretro, el cadáver de Jose Mari Arrizabalaga, amortajado con el uniforme del Requeté, tocado con su boina encarnada, le habían puesto Santo Rosario en las manos y un paño anudado a su cabeza que le pasaba por debajo de sus viriles barbas.

A cencerros tapados quisieron darle sepultura. La Guardia Civil acordonó Ondárroa, obturando los accesos a la Muy Noble y Leal Villa. La Policía Armada se apostaba en las inmediaciones del templo parroquial. El párroco Jesús Garitaonaindía pidió que cesara la violencia. El celebrante, Padre Basterrechea, no pronunció homilía. Su Alteza Real Don Sixto Enrique de Borbón-Parma había querido asistir al sepelio, pero la Guardia Civil se lo impidió.

Años de vergüenza y asco. Años de insoportable discurso aborregado y embustero. Años de democracia dicharachera e inútil. Años de impostura, de guerra sucia encomendada a mercenarios y socialistas robando de los fondos reservados, dándole a los terroristas el gusto de justificar lo injustificable. Años... ¿Qué digo años? ¡Décadas, Señor Nuestro! ¡Décadas de intolerable pacifismo de gallos capones! Pobre España, ¿en manos de quién estás?

José María Arrizabalaga Arcocha tenía 27 años cuando ETA lo mató. Hoy se cumplen 32 años de aquel asesinato político. Pero si algo tenemos los tradicionalistas es memoria, y un corazón reverente para venerar a nuestros Caídos. Por eso mismo no olvidamos. Con todo lo que esa incapacidad de olvido trae consigo.


Por eso hoy -27 de diciembre de 2010- queremos proclamar, 32 años después de perder a nuestro correligionario, su nombre y apellidos limpios y honrados.

Y gritamos en vasco, para que nos escuche desde los Ejércitos Celestes de San Miguel Arcángel:

¡¡¡JAUNGOICO AREN AURREAN EZ ZERA DESESAGUNA ISANGO!!!

¡¡¡ZU BETI GURE BIHOTZEAN!!!


Y tras esa invocación
lanzar quiero un irrintzi
chillido de guerra
y no de paz,
un relincho
que romperá
el silencio muerto
de los montes ferríferos
de la Noble y Leal Vizcaya,
un relincho que atraviese
los frondosos bosques
de Euscalerría,
un irrintzi que despierte,
en cada cementerio de España,
a la Santa Hueste que forman
las Almas Benditas
todos los carlistas
Caídos
por Dios y por España,
desde 1833 hasta 1978... (*)

Un irrintzi que nos alerte
para estar en guardia
y no descansar
ni aceptar
que los traidores mercadeen
con la sangre de nuestros Caídos
NUNCA MÁS.

Texto tomado del magnífico blog Libro de Horas y Hora de Libros.

(*) Queremos señalar que tras el atentado contra Arrizabalaga la banda criminal de izquierda separatista ETA aún acabó con la vida de otros carlistas vascongados y navarros hasta mediados de los 80.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

RETORNO A LA LEATAD. El desafío carlista al franquismo.



Un regalo muy apropiado para la festividad de los Reyes Magos. PINCHA AQUÍ


En contra de lo que generalmente se cree, el carlismo dio la espalda al régimen franquista en plena Guerra Civil rechazando el Decreto de Unificación y cuestionando la continuidad de Franco en el poder. Liderados por Manuel Fal Conde, los boinas rojas cerraron de nuevo filas en torno a su rey, el “príncipe regente” Javier de Borbón-Parma, y, desde el mismo año 1939, iniciaron una escalada de enfrentamientos que culminaron en los graves sucesos de Pamplona y Valencia el 3 de diciembre de 1945. Detenciones, palizas, castigos, encarcelamientos, destierros, cierre de locales y hasta atentados, como el de Begoña, jalonaron unos años de plomo en los que los requetés llegaron a ser acusados de “hacer el juego a los rojos”. Después, coincidiendo con el fin de la Segunda Guerra Mundial, el carlismo intentó poner fin a la dictadura propugnando una monarquía tradicional tras la derrota de Hitler y el fascismo. La deserción de los generales que tanto habían ensalzado su valor en los campos de batalla y la reconciliación de las grandes potencias con Franco durante la Guerra Fría, hicieron estéril este desafío, uno de los mayores a los que tuvo que hacer frente el franquismo durante los años cuarenta. El carlismo seguirá manteniendo una posición de oposición doméstica al franquismo, luchando contra la incipiente libertad religiosa preconciliar (quema de capillas protestantes y hostigamiento a las sectas durante los mismos años cuarenta) y denunciando proféticamente las debilidades e incoherencias del régimen (como las manifestaciones de la AET contra la reapertura de la embajada británica, contra la ONU o contra la presencia de los usurpadores --el llamado "conde de Barcelona"-- en la universidad).

Siguiendo con las ideas para Navidad y Reyes, sugerimos que recurran a la web de La Librería Católica, en la seguridad de que encontrarán lecturas y otros materiales adecuados para estas fechas, para la familia y para la vida cristiana.

martes, 14 de diciembre de 2010

¿Católicos o protestantes?

El Concilio de Trento. Tiziano.

Desde entonces perdudarían en el mundo cristiano dos interpretaciones opuestas del hecho político y jurídico:
El catolicismo verá el Derecho y el Estado revestidos de una relativa significación religiosa. El Derecho positivo aparecerá como un esfuerzo aclaratorio y concretador de un Derecho natural que se asienta en la suprema ley divina. El orden jurídico representará , junto a la moral perfecta y amorosa del Evangelio, el papel de la moral posible, pero necesaria para la coexistencia en sociedad; de un orden que si se satisface con la exterioridad y aun puede entrar en conflicto con situaciones éticas personales, es sólo debido a imposibilidades fácticas, pero nunca a una esencial oposición o extrañeza. Tampoco el bien común que la autoridad civil reconoce como fin es, para el catolicismo, ajeno al destino sobrenatural del hombre, sino que debe ordenársele como condición y jalón previo. Si Derecho y Estado no son para el catolicismo plenamente religiosos, son en cambio susceptibles de una inspiración religiosa , y puede darse una contradicción esencial entre la estructura ideológica y los imperativos de la dogmática cristiana. Por eso las reformas políticas que se introdujeron en los Estados europeos por inspiración de la Revolución francesa dieron lugar, en los pueblos católicos, a unas luchas de resistencia, que tuvieron , para el creyente, un sentido y valor profundamente religiosos.
Para el protestantismo, en cambio, la vida debe ser una “anárquica comunidad de fe”, una íntima y meramente personal relación con Dios, que permanecerá indiferente a cualquier realidad exterior. Y las iglesias, simples encargadas de un “servicio religioso” para el cristiano, y no estructuras objetivas de valor y sentido. Por eso el protestantismo convive, ajeno o participando, con cualquier situación política u ordenación jurídica; y el signo de éstas y el sentido de su evolución en los dos últimos siglos no engendra conflicto ni espíritu de lucha en la conciencia protestante.

sábado, 11 de diciembre de 2010

La defensa de la Verdad y la Justicia en las Españas áureas: la Santa Inquisición.

"Sí, en verdad: la sociedad moderna sólo ha conservado las partes más opresivas e ignominiosas de la función policíaca: saquea al pobre y vigila cautelosamente al infortunado. En cambio, ha abandonado lo más noble de la función: el castigo de los traidores poderosos, en el Estado, y, en la Iglesia, el de los herejes poderosos. Los modernos dicen que no se debe castigar al hereje. Y yo me pregunto si tendremos derecho para castigar, fuera de los casos de herejía".

(Gilbert K. Chesterton. El hombre que fue jueves)

"El que admite que la herejía es crimen gravísimo, y pecado que clama al cielo y que compromete la existencia de la sociedad civil; el que rechaza el principio de la tolerancia dogmática, es decir, la indiferencia entre la verdad y el error, tiene que aceptar forzosamente la punición espiritual y temporal de la herejía, tiene que aceptar la Inquisición. Ante todo hay que ser lógicos, como a su modo lo son los incrédulos que miden todas las doctrinas con el mismo rasero, e inciertos de su verdad, a ninguna consideran digna de castigo. Pero hoy es frecuente defender la Inquisición con timidez y de soslayo, con atenuaciones doctrinales, explicándola por el carácter de los tiempos (es decir, como una barbarie ya pasada), confesando los bienes que produjo (es decir, bendiciendo los frutos y maldiciendo el árbol)..., pero nada más. Ni ¿cómo habían de sufrirlo los oídos de estos tiempos que, no obstante, oyen sin escándolo ni sopresa las leyes del estado de sitio y de consejos de guerra? ¿Cómo persuadir a nadie de que es mayor delito desgarrar el cuerpo místico de la Iglesia y levantarse contra la primera y capital de las leyes de un país, su unidad religiosa, que alzar barricadas o partidas contra tal o cual gobierno constituido? Desengañémonos: si muchos no comprenden el fundamento jurídico de la Inquisición, no es proque él deje de ser bien claro y llano, sino por el olvido y menosprecio en que tenemos todas las obras del espíritu , y el ruin y bajo modo de considerar al hombre y a la sociedad que entre nosotros prevalece. Para el economista ateo será siempre mayor criminal el contrabandista que el hereje. ¿Cómo hacer entrar en tales cabezas el espíritu de vida y de fervor que animaba a la España inquisitorial? Cómo hacerles entender aquella doctrina de Santo Tomás: " Es más grave corromper la fe, vida del alma, que alterar el valor de la moneda con que se provee al sustento del cuerpo".

(Marcelino Menéndez Pelayo. Historia de los Heterodoxos Españoles , tomo II)

Libro recomendado: Juicio a la Inquisición española. Jean Dumont En la Librería Católica AQUÍ

viernes, 3 de diciembre de 2010

Leonardo Castellani: El Rey, remedio a la Plutocracia.

El poder del Dinero (ése sí que es hereje) le tiene un miedo grandísimo a la Monarquía, como que es la única fuerza capaz de meterlo en petrina; por lo cual se aplica hoy con perseverancia a pintarla como un cuco , y a echarle agua bendita , conjuros y maldiciones . Pero la Monarquía , en su sentido amplio, es una cosa que está en la naturaleza y por lo tanto echada por la puerta vuelve por la ventana, disfrazada si es preciso : "una fuerza patente para meter en petrina a las fuerzas secretas"(...)

Para poder defenderse de la opresión de los poderosos inmediatos (de los cuales ninguno más peligroso y universal que el Hombre de Dinero) las mayorías tienen la tendencia de elevar a un hombre tan alto (y de esto es símbolo el Trono) que frente a él desaparezcan las otras desigualdades y en cierto modo "todos sean iguales"-frente a la Justicia del Rey. ¡Paso a la Justicia del Rey! decían en España. Mas los ricos necesitan un Rey que no los "pueda" a los ricos; o sea, que no lo sea: el Rey Constitucional , y el Presidente Coty.

Y esté es el fundamento filosófico de la Monarquía, fenómeno indestructible. Para obtener la Justicia, que es uno de los nombres de Dios, parece no haber más remedio que fabricar un hombre casi-como-Dios y hacerlo gobernar en nombre de Dios. Si sale malo, eso es lo malo; pero si sale malo los antiguos siglos cristianos lo derrocaban o lo mataban...

Leonardo Castellani. Pluma en ristre. pp 52-53. Ed LibrosLibres.

Novedad: El APOKALIPSIS DE SAN JUAN de Leonardo Castellani

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Un sistema intrínsecamente injusto. A propósito de las últimas elecciones autonómicas.

Un somero análisis de las últimas elecciones autónomicas celebradas en Cataluña resulta muy revelador para develar los falsos mitos y dogmas del sistema liberal partitocrático.

1. La abstención la gran triunfadora.

Contra lo destacado en titulares por los medios del sistema, la gran triunfadora ha sido la abstención: el 40,05% de los censados, no han ido a votar. Si añadimos a ésta los votos en blanco y nulos (92.331 y 21.727, 2,94% y 0,69%respectivamente), que representan expresiones de rechazo, éste representa nada menos que 2.209.180 votantes. Sigue resultando un abuso de acuerdo con estas tristes cifras de participación hablar de "soberanía popular".

2. La falsa representatividad.

El sistema sedicentemente proporcional de la ley d´Hont es de una injusticia manifiesta, y el más antirrepresentativo de los posibles. A partir de un determinado número de votos se obtiene una sobrerepresentación injusta, además de ser falseada por el distinto tamaño de las circunscripciones. Así comparando dos partidos que cabria calificar de humorísiticos, el separatista del ex presidente del F.C. Barcelona Joan Laporta "Solidaritat Catalana per la Independència", obtiene cuatro escaños con sólo 102.197 sufragios, mientras que la candidatura teóricamente antinacionalista de "Ciutadans-Partido de la Ciudadanía", obtiene tres pese a obtener más votos: 105.827. En cambio las candidaturas de Plataforma per Catalunya con 75.321 votos no obtienen ningún escaño. No se puede hablar en puridad de "un hombre un voto".

3. Las injustas y antitradicionales circunscripciones.

La falsa Generalitat liberal no está dispuesta a tocar la división provincial de Cataluña, improvisada por el liberal Javier de Burgos en 1833. Con ella se aseguran la vigencia del actual sistema. En primer lugar porque perpetúan el esquema antirrepresentativo al que hemos aludido en el punto anterior. En segundo lugar porque contribuyen a consolidar una falsa identidad uniformista en torno a unos mitos indiscutidos y que todos los partidos del arco parlamentario catalán asumen. De restaurarse las tradicionales veguerías catalanas no sólo se acabaría con la injusta representación (por poner un ejemplo la candidatura de Plataforma per Catalunya habria obtenido unos resultados verdaderamente proporcionados, con una representación mayor que la de los independentistas de Laporta), sino que tendrian opciones reales de representación candidaturas sensibles a las peculiaridades culturales de Cataluña, con la defensa de la identidad particular de las comarcas de las tierras del Ebro, del Besalú, del Camarasa, de Camprodón, de Pallars o de Cervera. Tendria representación y defensa la lengua aranesa a través de los representantes del Valle de Arán (con representación dentro del Alt Pirineu) o el bilingísmo efectivo que se defendería desde los cinturones obreros. Pero ningún partido de todo el arco parlamentario, desde los independentistas hasta los teóricos opositores al nacionalismo quieren acabar con esa identidad postiza que ahoga las verdaderas identidades que conforman lo catalán.

4. Impedir a toda costa la llegada del voto antiislamización.

Ha habido otro pacto infame entre todas las fuerzas políticas del sistema con la intención de desgastar a las candidaturas de Plataforma per Catalunya para evitar a toda costa afrontar seriamente el gran problema que la invasión mahometana supone para Cataluña. Para desgastarla se uso en primer lugar una escisión de dicho partido que contraviniendo la normativa electoral copiaba las siglas de la candidatura. Después tanto el PP como CiU han usado de modo rastrero, interesado y electoralista el problema de la islamización, lo que les ha supuesto, sobre todo en el caso del PP ganar cientos de miles de votos por un problema que crearon ellos mismos (tanto el PP cuando ostentaba el poder nacional como CiU en el poder autonómico). Cuando las encuestas otorgaban entre 3 y 4 escaños a las candidaturas de Plataforma per Catalunya se impuso el silencio mediático sobre las mismas. Incluso entre cadenas supuestamente independientes, como Intereconomia, que demuestra que al margen de algunos retazos de alternativo cultural sigue siendo parte integrante del sistema. Después se intentaron hacer saltar algunos supuestos escándalos internos por parte de arribistas recien llegados a la candidatura con el apoyo de medios de comunicación sionistas. En última instancia se llegó a graves calumnias personales para desacreditar a los candidatos. Pese a la magnitud de dicha maniobra las presiones externas no erosionaron demasiado a las candidaturas de PxC, que obtuvo unos muy significativos 75.321 votos demostrando la importancia de primer orden que tiene el asunto de la invasión islámica, junto a otros puntos de su programa como la necesidad de acabar con el latrocinio de los impuestos, con la corrupción política y de defender la vida y la familia. Las candidaturas de PxC doblaron en votos a la muy mediática candidatura independentista del ex-conseller Carretero.

5. El final del tripartito.

Todos los nefastos experimentos de ingeniería social, intromisión y prohibicionismos, así como separatismo agresivo que representaba el repugnante tripartito han sido radicalmente rechazados en las urnas. A cambio tenemos el triunfo de un nacionalismo supuestamente (sólo supuestamente) moderado y conservador de CiU. CiU pese a no hacer gala de un nacionalismo estrafalario como el de ERC y de tener entre sus miembros y muchos votantes a muchos catalanes que no pasan de ser sanamente regionalistas es un partido nacionalista agresivo, con algunos toques antiespañolistas y con corrientes imperialistas que sustentan la teoría de los mal llamados "Países Catalanes" que continuamente se están inmiscuyendo en cuestiones que sólo afectan a los antiguos Reinos de Valencia y de Mallorca. Es además intervencionista y pese a que su campaña haya girado en gran parte contra el exceso impositivo de los poderes públicos durante su mandato los catalanes sufrieron injusto y caprichosos impuestos y tasas casi confiscatorios; dinero público usado para el enchufismo, el despilfarro y la corrupción del 3%, caso Millet, Palau de la Música y cientos de latrocinios más. Pese a que haya mostrado interesadamente, para intentar frenar el avance de la PxC, cierto mensaje antiinmigración CiU es el primer responsable de la expansión del islamismo agresivo en Cataluña.

Muy poco cambia realmente en Cataluña. Mas corrupción, Mas paro, Mas crisis, Mas nacionalismo, Mas intervencionismo y Mas mal gobierno. Todo ello con la total aquiescencia de todos los partidos del sistema. El sistema es la injusticia principal, el sistema es el problema. Solo restaurando la Tradición catalana se puede poner fin a esta tiranía.